⇧ MENÚ ⇧

Señor de los Helechos,
Profeta del Musgo,
tallador de verdines en espera,
escalador de hongos tiernos,
cazador de sombras aguachentas.

Jinete de oniscideas y lombrices,
me pierdo en el camino de la hormiga.

Una aguja de sol en la espesura
es el dios del brote ansioso
y una gota de rocío
alcanza para ahogar mis inquietudes.

(esto último no es cierto)

Fábulas de otros diluvios
Fábulas de otros diluvios
letras huérfanas, palabras obscenas, ideas perimidas, almas en estado de gracia